jueves, 29 de mayo de 2008

En busca del dentífrico perdido

Algunos ya saben la terrible situación que está sufriendo el consumidor que vive dentro de mí. Es raro que yo tenga una fidelidad absoluta a una marca. No me importa qué shampoo haya en mi baño. Si descontinúan el desodorante que uso, no importa; le doy la oportunidad a otro y listo. De hecho es muy frecuente que desaparezcan los productos que comienzan a causar un hábito en mí. Pero sucede que hace varios años, bajo las mismas leyes azarosas por las que utilizo distintas marcas de shampoo, llegó a mí una pasta de dientes de la cual quedé prendado incondicionalmente: Colgate Frescura Confiable.

Antes de eso, en verdad me daba lo mismo con qué me lavara los dientes, pero esta pasta cambió por completo mi forma de ver el ritual de la higiene dental. Dejó de ser un acto rutinario y se convirtió en un momento de auténtico placer, que además se puede experimentar ¡tres veces al día! Todo era perfecto; el producto era muy publicitado (lo recordarán por la carismática boca que le servía de estandarte) y todo indicaba que tendría una vida eterna. Nada me podía separar de mi querida y verdosa pasta.

El día llegó en que todo se tornó gris y esa felicidad llegó a su fin. La boca y su carisma desaparecieron recientemente de los anaqueles. Al principio no me pareció tan grave. Lo más lógico era pensar que hubieran cambiado el nombre de la pasta. Así como las Quesabritas se volvieron Cheetos y las Pizzerolas fueron acogidas por Doritos, probablemente mi querido dentífrico había sido absorbido por una línea más extensa de Colgate. Hay una Colgate Total de color verde, cuyo subtítulo incluye la palabra "fresca". Creí haber encontrado la salvación en esta pasta, pero la verdad es que sabe muy diferente y sólo podría describirse como "una pasta más".

Estoy perdiendo la esperanza. He buscado en tres cadenas distintas de autoservicio y no hay señal de Frescura Confiable. ¿Qué puedo hacer para que regrese? Sé que existía en muchos lugares del mundo. Tal vez puedo ir a Argentina a abastecerme de pasta. Algo debo poder hacer.

Hace un par de horas le platiqué el caso a Paco (mi jefe) y me dijo "el respeto al complejo ajeno es la paz". No conocía esa reinterpretación de la frase, pero aplica muy bien. Así que, Señor John von Colgate, apiádese de mí y devuelva esa paz a mi vida respetando mi complejo. Estoy seguro de que no soy el único atrapado en esta situación. Lavarme los dientes se ha convertido otra vez en un insípido rito post-alimentario y tal vez usted es el único que puede hacer algo al respecto.

7 comentarios:

rocky dijo...

para que veas lo que senti cuando me quitaron a Timbiriche y me pusieron a Rebelde

gerylico dijo...

qué tal cuando desapareció el SuperPunk, y ya no te podías hacer los copetazos... lamentable...

Concomio dijo...

Siento que tu comentario no funcione mi querida Geryta, pero el superpunk aún existe!!!

Cuando gustes te llevo al dispensario de spray azul que no se quita de la ropa jamás.

Aún no encuentro ese complejo, el único ha regresado en forma de Mc Flurry con Almon-ris.

Tal vez sufra por las Ricaletas, se rifaban caray!!

Señorita calcetin dijo...

Concomy lamento tambien arruinar tu comentario pero aun existen las ricaletas, y en cuanto al complejo, que jefe tan inteligente, respeto tu gran complejo mi chets.

A mi me paso lo mismo cuando desaparecio en mi infancia el choco milk canela y peor aun cuando despues de años volvio aparecer con un sabor diferente y horrible.

Juan Manzanera dijo...

También hay muchas cosas que yo extraño, recordarás mi obsesión con los TinLarines... que desde que ya no son de Larin, tienen un sabor bastante inferior.

Y así muchas cosas que me he acostumbrado a extrañar porque las descontinuaron, con las hamburguesas de Burger King pasa mucho.

Y bueno... Yo te aplaudo por tu no-conformismo y que sigas buscando esa pasta que John Vön Colgate te ha negado...

Juan Pablo a.k.a. Huatch dijo...

jajajaj es curioso que toques este tema... llevo ya varias semanas con el tema de las pastas de dientes en mente. Mi intensión es contraria a la tuya, yo más bien quiero contactar a señor Von Colgate para decirle que deje de vernos la cara de consumidores idiotas. ¿Porqué hay pasta para caries, y otra para que dure el aliento fresco por 24 horas... otra para la placa dentobacteriana, otra para dientes sensibles, otra para la blancura de los dientes? ¿Acaso no podrían echarlas todas en una tinaja y revolverlas.. y asi sacar la mejor pasta dle mundo?: Nueva Colgate Ultra Total, para evitar caries, con aliento fresco, sin bacterias, para dientes sensibles Y blancos!!!! La proloferación de tantos productos con tantas promesas idiotas me hacen dudar de su eficacia... si realmente buscaran nuestor bien juntarian todas las pastas para ofrecernos todos los beneficios en una sola!

La prieta linda dijo...

Chetes!! me uniré a la causa de buscar dicha pasta, si la veo por ahí cuando haga el super te avisaré. Y también me uno pues a mi me desaparecieron las Pizzerolas y chafamente pusieron Doritos Pizzerolas. Bah! malditos fucking (focus) groups que deciden por nosotros!!