lunes, 19 de mayo de 2008

Contra las enseñanzas inútiles

Se supone que el sistema educativo se va depurando con el tiempo. Es obvio; teorías van, teorías vienen, lo que fue deja de ser y se convierte en "pudo haber sido tal vez". Qué bueno que pase eso. Incluso me parece un poco fascinante que el conocimiento se vaya refinando, dejando sólo lo que de verdad importa. Pero bueno, insisto: se supone que existe esta depuración. Este fin de semana me di cuenta de cuan erróneo es suponer eso.

El otro día se armó una especie de maratón de películas tontas en casa del buen Tony. Mientras veíamos Billy Madison (indiscutible referente del cine estúpido de calidad, género del cual me considero adepto), fui remitido a un momento clave de la educación preescolar que inmediatamente provocó en mí la interrogante que me lleva a cuestionar la evolución del sistema educativo: ¿por qué demonios siguen enseñando a escribir en letra cursiva (o manuscrita)? No sólo es un tema que se enseña en casi todas las escuelas, sino que toda la educación que se imparte a los infantes durante aproximadamente tres años, ¡gira en torno a la escritura cursiva!

Esos valiosos años previos a aprender historia, geografía, matemáticas, etc. podrían utilizarse en cosas mucho más provechosas que en aprender a hacer unos garabatos que nadie vuelve a usar jamás en la vida. Bueno, existen algunos pocos que se empeñan por un rato en seguir utilizándola. El 90% de estas personas hacen unos rayones espantosos y nadie entiende lo que escriben (necios, escriban normal). El 10% restante son doctores y la verdad es que tampoco se entiende lo que escriben.

Propongo, por el bien de las futuras generaciones, hacer una protesta en contra de la letra cursiva. Obviamente muchos tradicionalistas la defenderán. De hecho, muchos años estuve orgulloso de mi pericia para utilizarla. Pero la verdad es que no sirve de mucho. Podrían existir cursos extraescolares para los niños cuyos padres se empeñen en que aprendan ese arcaico arte, y así dejar los años preescolares para temas que de verdad aporten algo útil y significativo para la vida.

¿Quién se une a la cruzada?

6 comentarios:

Juan Manzanera dijo...

Creo que deberían de dar más ortografía, aprender a escribir bien y no bonito. A mí me hubiera hecho un parote y tú lo sabes.
Pero aún así yo no escribo en crusiva pero tampoco en letra de "molde" si no en una madre rara ahí. Mi letra la varEo constantemente, alguna vez lemus me dijo que eso era principios de schytzophrenia (no tengo puta idea de como se escriba) pero yo no le creí...

caroL dijo...

ufff, He de confesar que sufro del resabio que me dejaron las miles de planas de cursiva; algunas letras las uno, otras las dejo solitas.... Si eso es esquizofrenia entonces tenemos que culpar a la SEP jaja.
Y ya hablando de enseñanzas intútiles de la escritura, qué hay con la maldita taquigrafía... horas enteras e invaluables de mis años adolescentes se escurrieron mientras aprendía simbolitos absurdos que en mi vida he vuelto a usar. Vaya que esas cosas hacen perder el tiempo.

!Me uno a la cruzada!

Jaime dijo...

jaja. Te acuerdas de nuestro libro da caligrafía en primaria? Era una madre enorme azúl con hojas calcas que salía un niño que tenía el libro de caligrafía, mismo que tenía al mismo niño con el libro de caligrafía y así hasta el infinito.

Mi mamá sigue escribiendo cursivas y no le entiendo ni madres porque aparte las "m" y "n" las hace como "uu" y "n".

killer ant dijo...

yo me uno! a pesar de ser del grupo de personas que sigue escribiendo garabatos y decir que intenta escribir en letra de "molde". ni hablar, estoy de acuerdo, aunque escribir en letra cursiva debe de ser mas o menos equiparable a usar sombrero charlestonero o esos pitillos que le añade cruela de vil a sus cigarros. en fin sin duda la letra cursiva si no se ve en tonos sepias no es entendible

Anónimo dijo...

En mi primaria no me enseñaron cursiva, y no porque quisieran ir contracorriente y de acuerdo a tu filosofía, mi teoría es que ningún maestro Xalapeño podía hacerla, y por lo tanto prefirieron dejarla a un lado, sin embargo, durante la prepa, en lugar de darnos clase de computación nos seguían dando taquimecanografía.

¿Sabes lo que tres años de teclear esas madres horribles le pueden hacer a tus dedos?

Me uno a tu cruzada y le agrego que también a la arcaica taquimecanografía.

P.D. Tampoco me dieron clases de ortografía y redacción, pero de eso seguro ya todos se dieron cuenta.

O´doyle Rules.

Juan Pablo a.k.a. Huatch dijo...

libros y libros y libros de hacer rayones... porque no sólo teníamos que aprender a escribir cada una de las letras en sus dos modalidades: Mayúscula y Minúscula (que por cierto, reto a cualquiera a escribir la "i" mayúscula!!) sino que los libros comenzaban con rayones en forma de espirales, de pinos, de caracolitos... fueron 3 horribles años de jugar al artista abstracto.. una combinación entre "pérdida de tiempo" y "dadaísmo". Fuera la letra cursiva!!