lunes, 26 de mayo de 2008

El bonito recurso ochentero

Como preparación para poder observar objetivamente la nueva película de Indiana Jones, hace poco más de una semana me junté con unos amigos a ver las tres primeras entregas de las aventuras del entonces más joven -ahora anciano- Henry Jones Jr. Mientras veíamos The Temple of Doom, segunda en la serie (aunque dicen por ahí que cronológicamente sucede antes que la primera), invadió mis ojos y mi mente un elemento muy frecuente en los contenidos mediáticos de los 80, que actualmente tiende a la extinción: la lava.

¿A dónde
se fue la lava? Ya no se ve tanta lava en las películas como antes. Cuando yo era un pequeño infante engendro de los 80, esa forma líquida del magma estaba por doquier. Cuando saltaba de sillón en sillón imaginándome cualquier juego fantástico, los sillones no estaban posados sobre alfombra, sino flotando en lava hirviendo. Caer implicaba una muerte terrible y dolorosa.

En la mayoría de los juegos de video ochenteros y muchos noventeros, la lava era un recurso muy común. ¿Cómo olvidar la pixelada cara de Mario al quemarse el culo en alguno de los abundantes pozos de lava que Bowser tenía en sus múltiples castillos en cada juego de Super Mario Bros.?

He de confesar que extraño la lava. Le añadía tensión a los momentos críticos en las caricaturas y películas. Supongo que se agotó el recurso. No digo que se haya erradicado por completo la lava. Incluso hay grandes producciones que siguen aprovechándola, como el episodio III de Star Wars, cuya escena climática presenta una copiosa dosis de lava.

Mientras no mueran por completo estos recursos, me queda la esperanza de que vuelvan. Está bien que los dejen descansar por un rato, para luego traerlos de vuelta cuando nadie los espera. Un claro ejemplo de esto es la arena movediza. ¿Qué tal esa treta tan temible de la naturaleza? Es otro clarísimo recurso ochentero que todos recordamos haber visto en repetidas ocasiones. Esto me lleva de vuelta a Indiana Jones...

SPOILER WARNING: Las siguientes líneas no son recomendables para aquéllos que no hayan visto Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull y pretendan hacerlo.

Ayer vi la nueva película de Indiana Jones ¡y tiene arenas movedizas! Me emocionó por un momento volver a ver eso que ya estaba perdiéndose en la memoria de décadas pasadas. ¿Pero qué hay con el resto de la película?

Considero que, sabiendo a lo que se va, es una película muy disfrutable. La historia está bien construida (es ligeramente más compleja que las primeras tres, para satisfacer al exigente público de hoy en día), los efectos están bien aprovechados en general. Uno de mis grandes temores era ver a un lamentable y viejo Harrison Ford tratando de hacerse pasar por joven y ágil. Afortunadamente, la edad se utiliza como un atinado recurso para contar la historia. Lo más polémico de la película es que todo gira alrededor del extraterrestre que supuestamente tiene escondido el gobierno estadounidense en Area 51 y su relación con la sabiduría de los pueblos nativos de América. Así es: INDY GOES ALIEN. Suena arriesgado, lo sé. Pero la verdad es que, partiendo de que es una película perteneciente a la franquicia de Indiana Jones, es normal esperar ciertas exageraciones "místicas". A mi humilde parecer, sólo habría que quitarle el detalle del platillo volador -give me a break- porque fuera de eso, una muy entretenida aventura para el ya cascado explorador/profesor.

Por cierto, ¿cómo es que Indiana Jones tiene un trabajo fijo como profesor de Universidad y a la vez hace unos viajes de meses para meterse en problemas y buscar objetos perdidos? ¿Sus alumnos no se quejan de la inconstancia e irresponsabilidad de su profesor? ¿O más bien inscriben la materia con él porque ya saben que falta la mitad del curso? Si algún día me encuentro a George Lucas o a Steven Spielberg, les pediré una explicación al respecto.

Por lo pronto, voy a empezar a hacer playeras y pancartas con la leyenda "REMEMBER THE LAVA".

6 comentarios:

Monika dijo...

por que no opinas de edna mode?

gerylico dijo...

creo que la lava se acabo porque hace unos años hubo fiebre de lámparas jajaja!

:P

Juan Manzanera dijo...

Yo creo que peliculas como Volcano y Dante's Peak (Que salieron al mismo tiempo) Agotaron un poco el recurso de la lava, ya que la lava no era sólo un peligro, era EL ENEMIGO!
Claro que Mustafar ha sido de los mejores escenarios de batallas épicas que han existido, aunque mi opinión no es nada objetiva. Cuando vea Indiana Jones, comento sobre la segunda mitad de este post.

Señorita calcetin dijo...

Debieron de haber usado lava en titanic! le hubieran dado un buen giro a la historia igual y hasta Dicaprio si ganaba el oscar.

Seria fabuloso que regrese mario bros!

anita. dijo...

yo más que otra cosa extraño las películas de volcanes. tengo una debilidad por dante's peak pero volcano con tommy lee jones sí que tenía lava. yyy era en los angeles, eso sí. pero me encantaba ver cuando el agua del lavabo salía amarilla, eso ESO era lo padre.

Alejandro dijo...

Estimado Javier: Me parecio muy atinado tu comentario Respecto a la verdadera última cruzada de Indy Jones, Pero no estas considerando que después del (NO chavo tu no vas a continuar con mis aventuras, pero gracias de todas formas)Es verdaderamante la última aventura que veremos de este personaje, siendo sus creadores dos de los más grandes exponentes del Sci Fi, me pareció un homenaje (vaya pues, un viva nosotros) George Lucas dice que la trilogía original esta basada en los seriales de tv de los 30 y 40s, y que está última entrega esta basada en las peliculas de los 50s pero serie B. saquen sus conclusiones.

Un abrazo y sigue con tus atinados comentarios.

Friki al fin Alejandro Salazar
(luchador en mi vida alterna)