lunes, 3 de noviembre de 2008

Embutido de fábula

El pequeño chancho Martincito tenía una vida muy feliz en la granja. Todos los días dedicaba la mañana a pasear por los diferentes corrales, visitando a todos sus amigos de distintas especies del reino animal. Al final del día siempre corría hacia Mamá Marrana para narrarle sus aventuras, a lo que la amable puerca contestaba con sabias enseñanzas sobre las distintas funciones de cada especie. Un buen día, Martincito se despertó más temprano de lo acostumbrado y decidió comenzar su recorrido al despuntar el alba, lo que le permitió admirar un espectáculo nuevo para él: el viejo granjero estaba ordeñando a las vacas. Tras presenciar tan fascinante evento, el pequeño chancho corrió a despertar a Mamá Marrana, quien gustosamente le contó sobre el origen de la leche y todos sus derivados, desde el yoghurt hasta el queso, alimento predilecto del curioso cerdito.

Esa fue la primera vez que Martincito quedó inconforme con las historias de su madre, pues le parecía injusto y discriminatorio que su amiga la vaca Anastasia fuera capaz de producir queso en el futuro y él no. A partir de ese día, el pequeño chancho dejó de ser un animal amistoso para convertirse en un berraco rebelde, Martin Luther Pig, quien congregó a toda la comunidad porcina de la región para crear un movimiento de protesta que, después de varios años de ardua lucha, resultó en la creación de una de las aberraciones alimentarias más increíbles de la historia.

Bueno, esa feliz historia dejaría muy satisfecho a Esopo y a sus seguramente opio-adictos colegas, pero la vida no es precisamente una fábula de animales parlantes y a mí me visita constantemente una duda: ¿qué demonios es esa cosa tan desagradable que por algún desafortunado accidente lingüístico se hace llamar "queso de puerco"? Es momento de acudir al cuasi-consciente colectivo de internet con la esperanza de esparcir un poco de luz sobre este enigma de embutidos.

No cabe duda de que la curiosidad mató al gato. Según la información que Wikipedia ofrece (tanto en inglés como en español), el queso de puerco es mejor conocido internacionalmente bajo el nauseabundo nombre de queso de cabeza o head cheese y tiene una historia considerablemente más asquerosa que la de Martincito, quien de haber tenido acceso a Wikipedia, se hubiera llevado la escandalosa sopresa de que la cabeza, pezuñas, corazón y lengua de su amiga An
astasia también tenían el potencial de convertirse en la gelatina que conforma este tenebroso alimento. ¿Quién habrá sido el desquiciado histórico al que se le ocurrió maquinar semejante locura? Wikipedia no ofrece ese dedo acusador.

Estoy plenamente consciente de que much
as de las cosas que comemos están compuestas por una mezcla de sobras de carne animal, pero tenemos que admitir que una salchicha tiene un aspecto bastante más apuesto y gallardo que este engendro de origen vario (con el debido respeto a la gente del norte del país que al parecer es muy propensa a incluir este embutido como personaje principal de sus tortas).

Entonces, tenemos que el queso de puerco, lejos de ser el resultado de un acto de valía y lucha social de los cerdos del mundo, no es más que el Frankenstein de las carnes frías y en este momento le tengo más miedo del que le tenía hace una hora.



7 comentarios:

La prieta linda dijo...

javi... de verdad, en serio, muy en serio te lo digo soy tu fans. así, de pies a cabeza.
me he reido......como no tienes idea

Ana dijo...

Javi, qué cosa con el queso de puerco!!! Asqueroso y repugnante. No tenía idea que el queso de puerco estaba hecho de vaca!! Quién eligió el nombre?? Por qué le dicen queso??? El queso es taaaan rico y amado por todos, como por qué ponerle queso a ese remedo de jamón?!
Hablando de asquerosidades, cuando iba en la primaria alguna maestra inocentemente comentó que la gelatina estaba hecha de huesos y pesuñas de animal, imagen que se me quedó grabada y que regresa a mí cada vez que por la dieta tengo que sambutirme un buen plato de gelatina light para aguantar las horas sin comer. Hace poco se lo comenté a Caro y no me creía. Hoy, después de leer tu reseña se me ocurrió meterme a wikipedia para ver si aquella enseñanza fatal era cierta... Lo es, bueno todo menos lo de las pesuñas. Y lo que es peor, la descripción del proceso de creación de la gelatina es aún más asquerosa que la del queso de puerco.

"La Gelatina es una mezcla coloide (sustancia semisólida), incolora, translúcida, quebradiza y casi insípida que se obtiene a partir del colágeno procedente del tejido conectivo de despojos animales hervidos con agua(WTF, tejido colectivo?).

En el animal, la gelatina no existe como componente, se obtiene, como ya se dijo, por hidrólisis parcial irreversible del colágeno, su precursor insoluble. En el colágeno, la unidad básica está formada por tres cadenas de polipéptidos, enrolladas en forma de hélice y estabilizadas por uniones intramoleculares. Esto hace que el colágeno exhiba propiedades mecánicas únicas y forme la estructura del tejido conectivo de la piel, los tendones, los cartílagos y los huesos de los animales (IUUUUUUUG)".

Y la descripción continua!!!!!!!!!
http://es.wikipedia.org/wiki/Gelatina

Creo que ahora sí, aunque esté a dieta, no volveré a probar esos retazos de huesos provenientes de "curtiembres y mataderos". De por sí a mí ni me gusta el cuerito, mucho menos los cartílagos. Mi hermana no puede ni roer los huesitos de las alitas de pollo, cuando se enteré le va a dar algo.

Lo que más me preocupa de todo esto es: A quién coños se le ocurrió seguir todo ese proceso y crear la gelatina y luego ponerle sabor???

gerylico dijo...

EW!

bodoconia dijo...

jajajajajajajajajaja
ag! muy reveladora las historias... no cabe duda que a veses es mejor no saber algunas cosas y l dgo mas por lo de la gelatina...!
ag!! jajajajajajajajajajajajajaja!

Anónimo dijo...

yo un dia en superama tenía tanta hambre... tenía también unos 12 años. Yo no vi el counter de salchichonería porque no alcanzaba, pero vi un plato de unicel con muestritas de comida. yo probé sin pensarlo demasiado y era queso de puerco!!! la sensación más desagradable de la vida. Y mi papá vio todo y se rio tanto de mi.

Juan Manzanera dijo...

Hermano, como siempre has esclarecido una duda de mi perturbada mente, pero... estoy de acuerdo con ana, ¿Por qué coños le llaman, QUESO de PUERCO? Si no es ni queso ni viene de los puercos. Sorpresa saber que viene de la vaca he de admitir. Yo le apuntaría el dedo acusador a algún fan de Sweeney Todd (aunque probablemente sea cronológicamente imposible), pero dijo "Si ellos hacen pasteles con gente, voy a intentarlo con mi ganado"

Juan Pablo a.k.a. "Huatch" dijo...

¿Se acuerdan de la canción "Sangre cohagulada, moco en la ensalada, higado picado de sapo reventado"?... Siempre faltó agregar una estrofa completa dedicada al "queso" de "puerco".
El mundo está lleno de aberraciones: la pedofilia, el sado-masoquismo, asesinos en serie, los baños públicos y el queso de puerco.
Comparto una gran duda con Ana: ¿A quien jolines se le ocurrió hacer tanta mamada con distintas tazadas de animales, hervirlos, revertirlos, cambiarles su PH, combinarlos, mezclarlos sumarlos y dividirlos para sacar productos de vida diaria como la Gelatina, el Queso de Puerco o cosas más sencilla sy apetitosas como el mole o el ingrediente secreto de los tacos al pastor (eso que hace que sepan asi y se pinten de rojo)?